Algarve en invierno. Ruta de 5 días

Algarve, enero 2015

Portugal es un país que tiene mucho que ofrecer. Después de recorrer Lisboa y sus alrededores y la ciudad de Oporto, decidimos explorar el Algarve, la región más meridional del país y también la más visitada. Lo hacemos en temporada baja, sin las temidas aglomeraciones estivales, disfrutando de las bellas playas casi desiertas y de la exquisita gastronomía que se puede degustar en rincones imposibles en otras épocas.

Europe location ALG
Attribution: By Cancelos [GFDL or CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Tomamos un vuelo hasta la ciudad de Faro, capital de la Algarve. Alquilamos un coche para poder desplazarnos a nuestro aire. La idea es alojarnos en el mismo lugar toda la estancia e ir haciendo salidas de ida y vuelta en el mismo día. Para ello decidimos alojarnos cerca de Albufeira pues queda a mitad de camino de la mayor parte de los lugares de interés.

A continuación dejamos el esquema de nuestra ruta y el diario de viaje con el detalle de cada una de las etapas:

Día 1 – Llegada a Albufeira. Playa de Falésia

Nos alojamos en el hotel Porto Bay Falésia en Olhos D´Agua, a pocos kilómetros de Albufeira. El hotel es una maravilla y, sobre todo, destacan las vistas sobre la Playa de Falésia. Simplemente por estas vistas merece ya la pena alojarse en este hotel. Días después nos dimos cuenta de que la Playa de Falésia es de los lugares que más nos gustó, aunque no suele estar en la lista de lugares más importantes a visitar.

Playa de Falésia, Olhos de Água, Algarve
Playa de Falésia, Olhos de Água, Algarve

Día 2 – Faro, Tavira y Albufeira

Iniciamos nuestro recorrido en la parte oriental del Algarve. Nos dirigimos en primer lugar a Faro, capital de la región. Merece la pena la visita para pasear por las calles empedradas de su pequeño casco antiguo amurallado (Vila-adentro) y conocer su patrimonio cultural, como la catedral ubicada en la plaza Largo da Sé, el Palacio Episcopal del siglo XVIII o la curiosa capilla de los huesos (Capela dos Ossos). Faro es una ciudad muy tranquila y no es muy grande, en un par de horas se puede ver lo más importante.

A 30 kilómetros de Faro se localiza nuestro siguiente destino: Tavira. Ubicado en el extremo oriental del Algarve y a pocos kilómetros de la frontera con España, Tavira es también un pueblo pequeño, sin grandes complejos hoteleros y eso se nota en sus calles. Además tampoco hay playas a las que se pueda ir caminando. Tavira es un lugar con mucho encanto. Lo mejor es recorrer sus calles empedradas sin prisa para descubrir cada uno de sus rincones, disfrutar de las vistas del pueblo desde el puente romano sobre el río Gilao o la muralla en ruinas de su castillo y tomar un café en alguna de sus plazas.

Muy cerca del pueblo de Tavira, aunque requiere transporte, se encuentra el Parque Natural Da Ría Formosa y dos islas de espectaculares playas, la isla de Cabanas y la isla de Tavira. En la isla de Tavira hay varias playas fantásticas, como por ejemplo, la gran Playa del Barril.

Playa del Barril, Isla de Tavira, Algarve
Playa del Barril, Isla de Tavira, Algarve

Por último, ya de vuelta, visitamos Albufeira. Nada más llegar se percibe que está más orientada al turismo, llena de hoteles y servicios turísticos. No obstante, el centro es bonito y merece la pena al menos conocerlo.

Para cenar volvemos a la zona cercana a nuestro hotel. Queríamos probar la cocina tradicional y, en concreto, el arroz de mariscos. Lo hacemos en el Restaurante Tavertino’s (R. da Torre da Medronheira, 8200-629 Olhos de Água) y acertamos, pues la calidad del producto es excelente. Acompañamos el arroz con un vino verde muy acorde. Relación calidad-precio estupenda.

Día 3 – Cabo de San Vicente, Sagres y Lagos

Después de desayunar en el hotel y volver a disfrutar de las inmejorables vistas al océano nos dirigimos a la zona occidental del Algarve. Llegamos hasta el legendario cabo de San Vicente (a unos 90 kilómetros de Albufeira), donde también visitamos la Fortaleza de Beliche y playa de Belixe Velho. Después nos dirigimos al pequeño pueblo pesquero de Sagres y su fortaleza y finalizamos en el pueblo de Lagos. A destacar, las bellas e inmensas panorámicas de la costa y sus acantilados desde el cabo San Vicente y la fortaleza de Sagres. Dejamos para el día siguiente la visita las playas más hermosas de la zona de Lagos.

Volvemos a cenar a la zona cercana al hotel y acudimos a otro restaurante muy recomendado de cocina tradicional, Restaurante O Manuel (Travessa 25 de Abril, Edificio Costa Mar, Olhos de Água, Albufeira 8200-647), donde degustamos bistec a la portuguesa y pollo Piri-Piri. Al igual que en el restaurante del día anterior, comida muy sabrosa y buena relación calidad-precio.

Día 4 – Ponta da Piedade, Playa de Camilo y Playa de Dona Ana, Playa Alvor

Es nuestro último día en el Algarve y hemos dejado lo mejor para el final. Visitamos el área de Lagos, dónde se encuentran algunos de los rincones naturales más bellos:

  • Ponta da Piedade, unos acantilados erosionados en curiosas formas que forman un rincón espectacular.
  • Playa de Camilo y Playa de Dona Ana, espectaculares playas, quizá las más especiales del Algarve.

Visitamos también Playa Alvor en Portimao, otra playa espectacular de aguas cristalinas.

Lo mejor de todo, poder disfrutar de estos rincones completamente a solas. Es impagable.

Ponta da Piedade, Lagos, Algarve
Ponta da Piedade, Lagos, Algarve

Terminamos la jornada dando un gran paseo por Playa Falesia al atardecer, concluyendo que es otra de las playas más bonitas del Algarve, en un enclave natural fantástico.

Playa de Falésia, Olhos de Água, Algarve
Playa de Falésia, Olhos de Água, Algarve

Para cenar probamos Uzonj Restaurante-Grill (Rua Dunfermline, Edificio Navegador, Lote 11 Loja A, 8200-278 Albufeira). Atacamos a unos róbalos a la parrilla, exquisitos y a muy buen precio.

Día 5 – Regreso

Nos vamos del Algarve con muy buenas sensaciones. Un viaje tranquilo, con rincones naturales espectaculares, pueblos con encanto, gente amable y muy buena gastronomía.

Sin duda, el invierno es una muy buena época para conocer el Algarve.

Playa de Falésia, Olhos de Água, Algarve
Playa de Falésia, Olhos de Água, Algarve